AREQUIPA: LAS CLAVES PARA IMPULSAR EL DESARROLLO DE LA REGIÓN

AREQUIPA: LAS CLAVES PARA IMPULSAR EL DESARROLLO DE LA REGIÓN

Los efectos de la pandemia del COVID-19 significan para los peruanos uno de los mayores retos que nos ha tocado enfrentar como país. A un año del Bicentenario de nuestra Independencia, el mejor homenaje que le podemos hacer a los fundadores de la patria y a nuestros compatriotas que perdieron la vida este año es sobreponernos, aprender las lecciones que nos deja esta crisis y trabajar juntos por la reconstrucción del Perú y sus regiones.

En ese sentido, el sector privado, y la minería formal en particular, a la que quisiera referirme al inicio de esta columna, como siempre, están en la primera línea en los esfuerzos por la reconstrucción nacional.

Cabe precisar que, iniciada la etapa de la reactivación económica en el marco de la emergencia nacional, la minería formal puso rápidamente a disposición del país más de 140 mil empleos directos que permiten a miles de peruanos continuar sosteniendo a sus familias, y a lo largo de estos meses muy duros para nuestra patria ha sido solidaria al unirse con las autoridades para llevar oxígeno esperanzador y ayuda concreta a miles de personas afectadas por los embates de la pandemia.

Recientemente, desde Compañía de Minas Buenaventura, empresa peruana con más de 67 años de trayectoria y presencia en ocho regiones del país, sumados a una campaña de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, hemos entregado el primero de tres grupos electrógenos de alta potencia al Hospital III de Yanahuara, que atiende a gran cantidad de pacientes afectados por el COVID-19.

Gracias a estos tres grupos electrógenos, el Hospital de Yanahuara podrá asegurar la energía que necesita para aprovechar al máximo su equipamiento e infraestructura, entre ellos una planta generadora de oxígeno que EsSalud instalará en septiembre con el fin de atender a los pacientes de COVID-19.

Esta gestión es resultado de las coordinaciones realizadas con las autoridades del Hospital de Yanahuara y de EsSalud, y el gremio empresarial arequipeño. Este es un ejemplo que demuestra que el sector privado está comprometido en apoyar permanentemente los esfuerzos que realizan las autoridades, médicos, técnicos y enfermeras para brindar atención a la población arequipeña.

Es evidente que, en estos momentos tan difíciles para todos, las empresas mineras formales han sabido estar a la altura de las circunstancias, y esto no ha sido una mera actitud reactiva, sino que forma parte de un compromiso permanente con el desarrollo sostenible del país.

En el Perú no hay actividad empresarial más descentralizadora que la minería formal, porque genera trabajo y cataliza oportunidades en zonas geográficas de difícil acceso, donde el Estado muchas veces no puede atender las expectativas de las comunidades locales, ahí donde están las familias que cultivan la tierra, pero que carecen de agua, donde hay jóvenes que tienen que ir a las ciudades en busca de empleo, y donde hay niños que necesitan una buena nutrición y una educación moderna, palancas importantes del desarrollo humano.

¿De qué hablamos entonces cuando nos referimos a la minería? Esta es una actividad clave para reactivar la economía de Arequipa y de todo el país, y lo interesante es que contribuye a su desarrollo en tres niveles: local o comunal, regional y nacional.

¿Y a qué nos referimos con desarrollo sostenible? A las actividades humanas que se realizan en equilibrio con la naturaleza y la sociedad, es decir, las que generan valor y riqueza hoy, pero pensando también en el futuro de los recursos naturales y en la calidad de vida de las poblaciones vecinas.

Estas son las características y virtudes de la minera peruana moderna, tal como está descrito en el libro “La minería responsable y sus aportes al desarrollo del Perú”, el mismo que está disponible en el portal web Buenaventura, sección Publicaciones (www.buenaventura.com).

Pero en esta oportunidad, por invitación de la revista de la Asociación de Empresas del Parque Industrial de Arequipa, quisiera referirme no solo a la reactivación del sector minero, que es la columna vertebral de nuestra economía, sino a lo que llamamos la “tercera ola de la reactivación económica nacional” y el impacto que tendría en la región sur.

Como hemos dicho en anteriores oportunidades, la tercera ola debe venir tras contener la propagación del COVID-19 (primera ola) y luego de reactivar los principales sectores económicos y productivos (segunda ola). Esta tercera y nueva ola de reactivación económica consiste en poner en valor todos y cada uno de los proyectos que tenemos a nuestro alcance a lo largo y ancho del país.

De esta manera, el primer impacto positivo de las inversiones será la generación de miles de puestos de trabajo formal –que cumplen con los controles y protocolos sanitarios como corresponde– y encadenamientos productivos que son tan necesarios para poner en marcha otra vez los motores de la economía.

EL FUTURO DE AREQUIPA EN 9 PROYECTOS DE INVERSIÓN

Me permito a continuación enumerar nueve importantes proyectos que, de ponerse en valor, significarían un importante avance en el desarrollo de nuestra querida región Arequipa.

El primero de ellos es el proyecto minero Tía María, de Southern Perú. Se trata de un emblemático yacimiento de cobre que necesita entrar a la etapa de construcción para convertirse rápidamente en una gran fuente de trabajo.

Tía María se traduciría en más de 3 mil puestos de trabajo durante la etapa de construcción, cerca de 700 puestos de trabajo directos en la etapa de operación y más de 3,500 indirectos en la misma etapa. Este proyecto tiene mapeados 425.34 millones de toneladas métricas de material de cobre oxidado en La Tapada y más de 225.38 millones de toneladas métricas del mismo mineral en la zona de Tía María.

Un punto fundamente en este proyecto, como en todos los demás, es la gestión responsable del agua, aquella que se debe realizar sin tintes políticos ni ideológicos. Tía María, además de desalinizar el agua de mar para sus operaciones, haría posible la construcción de un gran reservorio en Paltiture, en la parte más alta del valle del río Tambo, el cual generaría más agua para la población, para la ganadería y para la agricultura.

No olvidemos que producto de una buena relación entre minería y agricultura, el impacto positivo en la sociedad se refleja gracias a una verdadera hermandad con el agua. Ambas son actividades que se complementan y pueden convivir perfectamente en beneficio de todos los actores del desarrollo.

En el ámbito de la minería en Arequipa también está el proyecto minero Pampa del Pongo, que extraerá hierro en la provincia de Caravelí.

Pero Arequipa tiene otros proyectos que esperan ser reactivados muy pronto. Este es el caso de la Carretera Arequipa-La Joya, una obra pendiente que merece ser terminada para descongestionar algunos de los puntos más críticos de la ciudad.

En la parte educativa, que es fundamental, la Universidad Nacional de San Agustín ha planteado la construcción de la sede de la UNSA en Mollendo-Islay, bajo la modalidad de Obras por Impuestos. Este es un proyecto que contribuirá enormemente al desarrollo de la región.

Y en el rubro de la salud, que hoy es tan importante para hacer frente a la pandemia del COVID-19, es evidente que en el país hacen falta más hospitales, y, en ese sentido, la edificación del Hospital Maritza Campos Díaz es una de las obras más esperadas en el distrito arequipeño de Cerro Colorado. 

Como podemos ver, Arequipa es una región llena de oportunidades para su gente. La puesta en marcha de los referidos proyectos permitirá generar puestos de trabajo e impulsar el desarrollo sostenible en la región. El camino es difícil pero las empresas peruanas y las que trabajan en esta tierra han demostrado que seguirán apostando por el presente y futuro del Perú. Somos un país bendecido con recursos y hay que ponerlos en valor, con diálogo, tecnología y Responsabilidad Social Compartida. Australia, Canadá y Noruega lo han hecho y alcanzaron el desarrollo. Nosotros, los peruanos, y desde luego los arequipeños, también podemos hacerlo. Hasta la próxima.

Por Roque Benavides
Presidente del Directorio de Buenaventura

Leer todos los Artículos en la Revista Parque Industrial
Leer Aquí

Add Comment

Your email is safe with us.

RegistrarseAdepia

For faster login or register use your social account.

or

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password