UN MEJOR PANORAMA PARA EL 2021

Erik Fischer Llanos

Presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX),

UN MEJOR PANORAMA PARA EL 2021

Exportaciones desaceleraron su caída en el tercer trimestre del año

La llegada del Covid-19 al Perú obligó a una rápida acción del Estado por frenar los contagios mediante el confinamiento y paralización de actividades. Si bien el objetivo principal era velar por la salud de todos los peruanos, las empresas y la economía en general se vieron perjudicadas en los primeros meses del estado de emergencia. Lamentablemente, las exportaciones no fueron la excepción.

Según el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos, esta actividad fue la más afectada en comparación a las de los otros países de América Latina, lo cual terminó agravando una situación ya complicada por el arrastre de otros problemas.

“A inicios de año enfrentamos algunos inconvenientes por los menores precios de nuestros commodities. Con la llega del coronavirus, una de las primeras consecuencias experimentadas fue la abrupta caída de la demanda internacional, recordando que esta ya venía complicada por la guerra comercial entre EE.UU. y China. Además, se cerraron actividades económicas y se presentaron problemas logísticos en el mundo”, explicó.

A pesar del duro golpe, la situación parece mejorar un poco, ya que si bien en septiembre los despachos sumaron US$ 3 mil 198 millones, registrando una contracción de -16% y acumulando nueve meses de caídas consecutivas, se observó una desaceleración en el tercer trimestre del año (-14.3%) respecto al segundo (-41%), cuando la pandemia golpeó fuertemente la economía.    

“Este comportamiento está en línea con la recuperación de las actividades productivas nacionales y las mejores perspectivas de la economía global. El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo las perspectivas de caída económica mundial de 5.2% a 4.4%, ante un mejor comportamiento de países como EE.UU. y China”, refirió.  

En cifras

Según cifras del Sistema de Inteligencia Comercial ADEX Data Trade, solo en el noveno mes del año los envíos primarios alcanzaron los US$ 1,964 millones 829 mil (-25.8%). Los productos agrarios crecieron 1.8% por la mayor demanda del café y la pesca primaria 61.6% por la harina y el aceite de pescado. Los que mantuvieron un marcado comportamiento negativo fueron petróleo y gas natural (-65.9%) y minería (-28.1%).

En el caso de los no tradicionales (US$ 1,233 millones 334 mil), estos aumentaron 6.1% por la agroindustria con una expansión de 16.7% debido a las mayores ventas de uvas, arándanos, mangos, mandarinas, jengibre y arroz. También crecieron las confecciones (8%), la metalmecánica (4%), el químico (13%) y el rubro ‘varios’ (3%).

Los demás sectores como la siderometalurgia (-22.8), maderas (-12.6%), textiles (-8.2%), minería no metálica (-5.5%) y pesca para consumo humano directo (-4.4%) cerraron en rojo.

En el acumulado enero-septiembre, las exportaciones totales lograron US$ 26 mil 447 millones, aunque registraron una reducción de -21.7%. Según Fischer Llanos, este comportamiento negativo está generalizado a nivel sectorial, salvo en el caso de las agroexportaciones.

Un 2021 más esperanzador

En ese sentido, el titular del gremio empresarial indicó que, de mantenerse esta tendencia, los envíos –tradicionales y con valor agregado– sufrirían una contracción de -18% al cierre del 2020, lo cual representa igualmente una caída sin precedentes.

No obstante, Fischer Llanos se mostró optimista sobre el panorama del próximo año, pues se prevé un dinamismo que puede permitirle al Perú estar en el conjunto de países que recuperarán más rápido los niveles anteriores al coronavirus.

“El Perú debería regresar a esos niveles en el 2023. Sin embargo, podemos adelantar la recuperación si el escenario político es el adecuado y el nuevo gobierno ofrece nuevas medidas a favor del sector. En cualquier caso, podemos decir que los despachos peruanos tendrán un pico relevante, y podríamos liderar las tasas de crecimiento en la región”, acotó.

En esa línea, agregó que el próximo año el escenario base de crecimiento proyectado es de 15% apoyados en un mejor desempeño de los commodities –principalmente mineros– y de la agroindustria, sector exportador con cifras positivas durante todo el año (3.4% a septiembre), sobre todo de las frutas, que registraron un crecimiento de 9%.

Esfuerzo público-privado

Sin duda, la asunción a la presidencia de la República de Francisco Sagasti Hochhausler ha traído la paz y estabilidad política que el país necesitaba. En esa línea, el titular de ADEX destacó el mensaje del nuevo mandatario a fin que los empresarios apoyen a la reactivación económica.

“Los exportadores promueven la formalidad, respetan la institucionalidad, la democracia y están comprometidos con el desarrollo del Perú. Los gremios empresariales están 100% dispuestos a trabajar, pero se necesita diálogo. Hay muchas acciones dependientes del Estado (decretos que quedaron pendientes) para que las empresas incrementen su capacidad productiva y puedan crear más puestos de trabajo”, expresó.

Agregó que la generación de puestos de trabajo reposa en las empresas, por lo que se debe salvarlas a fin de mejorar la empleabilidad. También es importante identificar a los sectores con más potencial y a los más afectados con el objetivo de ayudarlos.

Finalmente, resaltó el anuncio de poner en marcha el programa ‘Hambre cero’ a través del Acuerdo Nacional a fin de diseñar las políticas agrícolas respectivas, y mencionó que ADEX tiene como asociadas a diversas compañías del sector cuyo trabajo les permitió sostenerse y presentar algunos números en azul pese a la pandemia.

“Estamos hablando de un agro tecnificado y calificado que genera empleos formales e inclusivos. Necesitamos aprender las lecciones de nuestra historia, qué sectores están bien y por qué; o por qué el agro es tecnificado, genera puestos de trabajo, trae divisas al Perú y muestra buenas cifras a pesar de la crisis sanitaria. Estas condiciones deben ser incentivadas y replicadas en otras actividades”, apuntó.

“La turbulencia política afecta las inversiones y la credibilidad del país, por lo que es crucial recobrar la confianza de los agentes económicos. Si se resiente la economía los primeros afectados son las personas que menos tienen”. Erik Fischer Llanos, presidente de ADEX.

Leer todos los Artículos en la Revista Parque Industrial
Leer Aquí

Suscripción

Suscríbete a la Revista Parque Industrial para estar al tanto de las ultimas noticias y ejemplares.

Tags

Add Comment

Your email is safe with us.

RegistrarseAdepia

For faster login or register use your social account.

or

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password