EDITORIAL

EDITORIAL

REVISTA “PARQUE INDUSTRIAL” – SETIEMBRE 2021

A dos meses de la instalación del presidente Pedro Castillo, para que su gobierno aún no encuentra el rumbo. Es preocupante –por ejemplo– cómo en las últimas semanas la discusión sobre las políticas laborales ha sido opacada por la incertidumbre alrededor del pasado del ministro de Trabajo, Íber Maraví.

Entendamos que el Ministerio de Trabajo tiene un rol importantísimo para generar condiciones que permitan recuperar los miles de puestos de trabajo perdidos a causa de la pandemia.  Sin embargo, las medidas que anunció el gobierno para incrementar el empleo temporal parecen ser insuficientes sin un empuje de la empresa privada.

En ese sentido, recuerdo la famosa teoría del Valor-Trabajo, impulsada por Karl Marx (economista y político comunista alemán) en su obra “El Capital”. Ahí se señala que el valor de un producto o servicio se mide por el número total de horas de trabajo indiferenciadas y “socialmente necesarias” empleadas en ello.

Este trabajo “socialmente necesario” se refiere a que el valor de un producto está determinado más por los estándares sociales que por las condiciones individuales. Aquí es importante entender que el trabajo por sí sólo no crea valor, sino la fuerza de trabajo vendida por los trabajadores libres.

En contraposición a la teoría anterior, tenemos la teoría Subjetiva del Valor de Carl Menger (economista de origen austriaco, fundador de la Escuela Austríaca de Economía), quien argumentaba que el valor de un producto o servicio se encuentra determinado directamente por las decisiones de los individuos y especialmente por sus necesidades subjetivas.

Menger cuestionó críticamente la explicación de los precios a través de los costos de producción, como lo expuso Karl Marx. De acuerdo a Menger todo comienza con las necesidades del individuo, ya que el valor de un bien existe cuando una persona se da cuenta de que la satisfacción de una necesidad depende de la capacidad para disponer del bien. Dicho todo lo anterior, el gobierno tiene dos caminos claros para la recuperación del empleo: aferrarse a teorías comunistas fracasadas y utópicas, o continuar apostando por el libre mercado, la libre competencia y sobre todo dando a cada ciudadano la capacidad y libertad de decidir por sí mismo. Todos los peruanos y peruanas debemos tener la oportunidad de acceder a un empleo formal y digno.

Bernardo Suárez Vivanco
PRESIDENTE DE ADEPIA

Leer todos los Artículos en la Revista Parque Industrial
Leer Aquí

Suscripción

Suscríbete a la Revista Parque Industrial para estar al tanto de las ultimas noticias y ejemplares.

Tags

Add Comment

Your email is safe with us.

RegistrarseAdepia

For faster login or register use your social account.

or

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password