Editorial

Editorial

Arequipa, 9 de junio 2023

El 7 de diciembre del 2022, el investigado por corrupción Pedro Castillo dio un golpe premeditado de estado; meses antes sus Presidentes de Consejo de Ministros Bettsy Chávez y Aníbal Torres estuvieron advirtiéndolo en los Consejos de Ministros descentralizados. Nos dijeron que estábamos en riesgo de una guerra civil y que correrían ríos de sangre.

Desde el 7 de diciembre del 2022 hemos vivido en Arequipa y el sur de nuestro país, una de las páginas más nefastas de nuestra historia. Los partidarios de Pedro Castillo no estuvieron de acuerdo con las decisiones tomadas por la Fiscalía y el Congreso, y mostraron dicho desacuerdo con mucha violencia. Bloquearon las carreteras y el lunes 12 de diciembre tomaron el aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón, destruyendo equipos indispensables para el aterrizaje y despegue de los aviones; no conformes con estos actos atacaron la comisaria de Ciudad Municipal y casi en simultaneo atacaron las instalaciones en Majes de la empresa Gloria: Un lunes negro para Arequipa.

Recién el gobierno decretó el estado de emergencia el miércoles 14 de febrero y las fuerzas armadas y policiales tuvieron el marco legal para poder proteger a la población civil, de los partidarios de Pedro Castillo; un día antes un gran contingente de estos en camionetas 4×4 entraron en Camaná e incendiaron los locales de la Fiscalía y el Poder Judicial. Arequipa vivió una semana negra y nosotros tuvimos que refugiarnos porque se desató el caos. Una semana que nos hizo recordar a los años 80.

La violencia de los partidarios de Pedro Castillo continuó e inclusive se intensificó en el mes de enero, tanto en Arequipa como en Puno, Cusco y Madre de Dios. Poco a poco las fuerzas de seguridad del estado nos devolvieron la tranquilidad, pero el daño ya estaba hecho. Miles de personas perdimos nuestra libertad y sectores económicos como el Turismo, perdieron miles de empleos.

Acabamos de vivir un momento nefasto de nuestra historia que no debe quedar en el olvido, debemos conocer las causas y sobre todo tenemos que conocer los intereses políticos y económicos que han estado detrás de este proceso de insurrección, se lo debemos a las familias de los policiales y militares que han fallecido y también se lo merecen las familias de esas personas que fallecieron enfrentándose a las fuerzas de seguridad en Arequipa.   No debe haber ni impunidad    ni olvido para los victimarios que han manipulado en la sombra, y que desataron esta tragedia.

Bernardo Suárez Vivanco

PRESIDENTE DE ADEPIA

Leer todos los Artículos en la Revista Parque Industrial
Leer Aquí

Suscripción

Suscríbete a la Revista Parque Industrial para estar al tanto de las ultimas noticias y ejemplares.

  • 45
  • Revista
  • Comentarios desactivados en Editorial

Tags

RegistrarseAdepia

For faster login or register use your social account.

or

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password