De residuos a recursos: El auge de la minería urbana

De residuos a recursos: El auge de la minería urbana

La minería no es la única forma de extraer las materias primas necesarias para la transición verde, potenciando la economía circular. Pronto se podrían recuperar más materias primas de los residuos, reduciendo la necesidad de materiales vírgenes y responder así a la demanda para la producción de energías renovables.

Con el impulso de la transición energética global, está aumentando drásticamente el consumo de los metales y minerales necesarios para la fabricación de turbinas eólicas, paneles fotovoltaicos, baterías, producción y almacenamiento de hidrógeno, etc. Además, el cambio a la movilidad eléctrica requerirá baterías, celdas de combustible y motores de tracción ligeros para todo tipo de transporte.

La presión sobre los recursos aumenta más, la OCDE pronostica que la demanda mundial de materiales se duplicará con creces, de 79 mil millones de toneladas actuales a 167 mil millones de toneladas en 2060. Sin embargo, la minería virgen, que tiene considerables consecuencias ambientales y socioeconómicas, se está volviendo rápidamente insostenible ya que los recursos primarios son cada vez más escasos y el consumo de energía sigue aumentando.

La competencia global por los recursos se volverá feroz en la próxima década y la dependencia de materias primas críticas pronto podría reemplazar la dependencia actual del petróleo.


El 16 de marzo, la Comisión Europea publicó la Ley de Materias Primas Críticas, una propuesta legislativa destinada a fortalecer la autonomía de la Unión Europea en el suministro de materias primas clave, tras la COVID-19 y la crisis energética generada con la invasión rusa a Ucrania.

De hecho, muchas materias primas necesarias en la industria verde y digital europea se importan del extranjero, ya que no están disponibles localmente o tienen un suministro limitado. Los paneles fotovoltaicos y las turbinas eólicas, por ejemplo, no se pueden construir sin telurio, galio y neodimio, y los teléfonos celulares contienen hasta 50 metales diferentes. Varios de sus componentes se obtienen de China, y la demanda de estos artículos aumenta a medida que las personas actualizan sus modelos de dispositivos electrónicos cada pocos años.

El auge de la minería urbana

Al mismo tiempo, las personas se están deshaciendo de la electrónica con la misma rapidez, llenando los vertederos con una cantidad cada vez mayor de desechos electrónicos.

Sin embargo, la electrónica es la fuente tanto de materiales peligrosos como de valiosos recursos secundarios: los recursos en los vertederos a veces tienen una mayor concentración y, por lo tanto, son más valiosos que los minerales para la minería convencional. Desde este punto de vista, las ciudades pueden ser vistas como minas urbanas, una especie de reserva al aire libre de materias primas que pueden ser explotadas con la creación de nuevo valor.

Impulsar las actividades de minería urbana como fuente de materiales, implica un cambio radical en el concepto del sistema económico actual. Fuertemente inspirada en los conceptos de ecología industrial, la minería urbana extiende el concepto más allá de las paredes de la industria. La minería urbana se basa en la recuperación de valor de materias primas secundarias de fuentes antropogénicas a través de procedimientos biológicos, químicos o físicos e insumos tecnológicos.

La importancia de la minería urbana como herramienta en la aplicación de la economía circular se basa en dos pilares importantes: la recuperación de valor a través de la reinserción de materiales residuales como insumos en la cadena de suministro, y la mitigación de los posibles impactos ambientales y sociales de la generación de residuos, a través de alternativas a la eliminación basadas en la circularidad. El enfoque de la minería urbana ofrece una serie de beneficios, garantizando cadenas de suministro seguras y sostenibles. Donde los recursos naturales a menudo se concentran en regiones remotas o geopolíticamente inestables, la minería urbana desbloquea estos recursos cerca de donde se necesitan, aumentando la independencia de los recursos y reduciendo los costos de transporte.

Los límites de la minería urbana

Existe una brecha entre el potencial de producción de materias primas dado por la minería urbana y las cantidades de materias primas efectivamente recuperadas. Desde el punto de vista cuantitativo, la minería urbana es actualmente equivalente al reciclaje de productos al final de su vida útil. Por supuesto, algunos productos electrónicos se reciclan en Europa, pero el proceso sigue siendo crudo e implica fundir dispositivos juntos en un horno, eliminando algunos de los metales más valiosos, generalmente cobre, plata y oro.

Los diseñadores de productos deben encontrar un equilibrio entre la eficiencia del producto y la reciclabilidad: los productos más eficientes a menudo son más complejos y difíciles de reciclar, aunque la eficiencia mejorada reduce el consumo de energía y la huella ambiental del producto. Al mismo tiempo, los gobiernos pueden tener un gran impacto mediante la implementación de un marco regulatorio que incentive el reciclaje sobre los vertederos, dirija los materiales secundarios hacia donde más se necesitan y proporcione una infraestructura para apoyar el reciclaje. Si la UE puede implementar con éxito los ambiciosos objetivos de la agenda del Pacto Verde, la minería urbana puede ocupar su lugar como parte indispensable de una economía verdaderamente circular.

Federico Solari

Leer todos los Artículos en la Revista Parque Industrial
Leer Aquí

Suscripción

Suscríbete a la Revista Parque Industrial para estar al tanto de las ultimas noticias y ejemplares.

  • 44
  • Uncategorized
  • Comentarios desactivados en De residuos a recursos: El auge de la minería urbana

Tags

RegistrarseAdepia

For faster login or register use your social account.

or

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password