Principios directivos técnicos y éticos en la vigilancia de salud de los trabajadores según la OIT

Principios directivos técnicos y éticos en la vigilancia de salud de los trabajadores según la OIT

Los principios directivos se adoptaron en la reunión de expertos sobre la vigilancia de la salud de los trabajadores, efectuada en Ginebra del 2 al 9 de septiembre de 1997. Hoy más que nunca cobran relevancia en nuestro país donde frecuentemente los equipos de salud ocupacional no los toman en cuenta llegando muchas veces a la discriminación y vulnerando uno de los derechos humanos protegidos por nuestra Constitución Política como es el derecho al trabajo.


La vigilancia de la salud de los trabajadores es un componente fundamental para garantizar ambientes laborales seguros y saludables. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha establecido principios directivos técnicos y éticos que deben guiar las prácticas de vigilancia médico ocupacional en las empresas. Estos principios buscan proteger la salud y el bienestar de los trabajadores, asegurando un equilibrio entre los intereses de los empleadores y los derechos de los empleados. La vigilancia de la salud de los trabajadores no es una respuesta independiente, sino un complemento útil para orientar las actividades de prevención. En este artículo, exploraremos los principales aspectos de estos principios y su importancia para los empresarios en la gestión de la salud laboral.


1. Integralidad y Enfoque Preventivo
La OIT destaca la importancia de adoptar un enfoque integral en la vigilancia de salud de los trabajadores. Esto implica que la evaluación de la salud no debe limitarse a un simple examen médico, sino que debe considerar la identificación temprana de factores de riesgo ocupacionales, la promoción de hábitos saludables y la implementación de medidas preventivas. Los empresarios deben invertir en programas de prevención y promoción de la salud para reducir el impacto negativo de los riesgos laborales y fomentar la adopción de prácticas saludables entre los trabajadores.


2. Consentimiento Informado y Confidencialidad
El respeto por la autonomía del trabajador es un principio ético fundamental. Antes de llevar a cabo cualquier vigilancia médica, es imperativo obtener el consentimiento informado del trabajador. Esto implica proporcionar información clara y comprensible sobre los procedimientos, los riesgos y los beneficios asociados con la vigilancia. Además, se debe garantizar la confidencialidad de los datos recopilados, asegurando que solo el personal médico designado tenga acceso a la información del trabajador y que esta no se utilice con fines discriminatorios o punitivos. Este principio formal permite al trabajador ejercer su autonomía a la hora de decidir sobre los actos médicos que se le pretenden realizar en un proceso de Vigilancia de la Salud.

3. Igualdad y No Discriminación
La OIT insiste en que todas las prácticas de vigilancia médico ocupacional deben basarse en principios de igualdad y no discriminación. Esto significa que la vigilancia no debe utilizarse como una
herramienta para excluir o estigmatizar a ciertos trabajadores
debido a su estado de salud o discapacidad. Los exámenes de
salud deben aplicarse a todos los empleados de manera justa y
transparente, sin sesgos o prejuicios.


4. Adaptabilidad y Participación
Los empresarios deben reconocer que los riesgos laborales y las
necesidades de vigilancia de salud pueden variar según la industria, el tipo de trabajo y las condiciones específicas de la empresa.
Por lo tanto, es esencial adoptar un enfoque adaptable, que se
ajuste a las circunstancias cambiantes y evolucione con las tecnologías y descubrimientos médicos. Asimismo, la participación
activa de los trabajadores y sus representantes en el diseño e
implementación de los programas de vigilancia es crucial para
garantizar que las medidas sean adecuadas y efectivas.


5. Formación y Capacitación
Los profesionales de la salud encargados de realizar la vigilancia médico ocupacional deben contar con la formación y capacitación adecuadas. Es fundamental que los empresarios inviertan en el desarrollo de habilidades y conocimientos de los médicos y enfermeros responsables de estas evaluaciones. Una capacitación sólida asegura que se realicen procedimientos correctos, se interpreten adecuadamente los resultados y se brinden recomendaciones precisas y útiles para mejorar la salud de los trabajadores.

Conclusión
La vigilancia de la salud de los trabajadores según los principios directivos técnicos y éticos de la OIT es una herramienta poderosa para proteger y promover el bienestar de los empleados en el entorno laboral. Los empresarios deben comprometerse a implementar programas integrales, respetuosos y basados en la prevención, que garanticen la salud y la seguridad de su fuerza laboral. La adhesión a estos principios no solo conduce a trabajadores más saludables y felices, sino también a una mayor productividad y sostenibilidad a largo plazo para las empresas.

Referencias:
Organización Internacional del Trabajo (OIT). (2019). Vigilancia de la salud de los trabajadores: un análisis de los métodos y criterios utilizados por los Estados miembros de la OIT. Recuperado de: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_protect/—protrav/—safework/documents/publication/wcms_712408.pdf

Dra. Guiuliana Gallegos FloresEspecialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, Auditor Médico Gerente General Clínica SO Tu Salud SAC

Leer todos los Artículos en la Revista Parque Industrial
Leer Aquí

Suscripción

Suscríbete a la Revista Parque Industrial para estar al tanto de las ultimas noticias y ejemplares.

  • 65
  • Blog , Revista
  • Comentarios desactivados en Principios directivos técnicos y éticos en la vigilancia de salud de los trabajadores según la OIT

Tags

RegistrarseAdepia

For faster login or register use your social account.

or

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password